Seguidores

Páginas vistas en total

19 de enero de 2014

El Juego...

Un día tal cual, sin nada especial, puede convertirse en el principio de un juego peligro, uno de esos juegos que se empiezan sin más y luego no sabes cómo terminarlo o como acabarlo saliendo ilesa de él, sin que te haga daño. Ese juego que empieza como cualquier otro, con ganas de probarlo, de investigar, de aprender las reglas y no fallar, de divertirse y jugar sobretodo jugar al fin y al cabo de eso trata un juego de jugar…


El juego empieza, y el tiempo pasa. En este juego no pasan horas como un típico monopoli o un cuedo, no en este juego pasan semanas y meses incluso si llegas a despistarte años, sabes cuándo empieza pero no cuando termina, las reglas son simples pero difíciles de cumplir, alguno de los dos jugadores siempre termina cayendo y realmente siempre es el más fuerte porque él decide si seguir jugando o parar el juego. La mayoría de las veces el juego sigue y en ese momento es cuando empieza el caos, el querer y no poder, el ver que el otro jugador sigue jugando sin más como el principio, pero tú no juegas igual tu juegas de verdad, tu juego deja de ser un juego y empiezas a salir a la realidad, a darte cuenta que no quieres que sea un juego, que quieres que ese juego sea real. Al principio tienes esa esperanza de que al otro jugador le pase lo mismo, pero en muy pocas ocasiones suele pasar, y la esperanza se va perdiendo poco a poco y ese juego que empezó colorido se va convirtiendo en tonos grises y negros.


¿El final de juego? El final del  juego es incierto, nunca sabes ni como, ni cuándo puede terminar, lo único que sabes es que uno de los dos jugadores sale bastante ileso, como si nada y el otro, pues el otro sigue adelante como puede, intentando olvidar ese juego que tantas cosas buenas como malas le ha dado, intentando olvidar lo inolvidable…

2 comentarios:

  1. Hola cielo!
    Siento no haberme pasado antes pero la universidad me absorve demasiado y no me deja mucho tiempo libre...
    Bonita entrada, es cierto que a veces nos metemos en un juego en el que no debeeríamos y resulta complicado salirse de él y a veces por mucho que lo intentes saldrás finalmente, pero perdiendo.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar

comentaa....